Bergosa, valle de la Garcipollera, Huesca

San Saturnino de Bergosa, ermita románica del siglo XII. Foto: Rosa Costa, 2021

Bergosa es una localidad perteneciente al municipio de Jaca, en el valle de la Garcipollera, de la comarca de la Jacetania, Huesca.

Castiello de Jaca. Foto: wikipedia

La Garcipollera coincide, a grandes rasgos, con la cuenca del río Ijuez (Iguacel en su tramo alto), un afluente del Aragón que desemboca en el Ebro.

Valle de la Garcipollera. Foto: Rosa Costa, 2021

Las primeras menciones del topónimo se encuentran en el Libro de la Cadena del Concejo de Jaca, citándose como ualle cepollaria, que derivaría hasta el actual nombre de Garcipollera.

El libro de la Cadena del Concejo de Jaca contiene documentos medievales de la zona.

Por su parte, la primera mención de Bergosa es del siglo X, aparece en la confirmación de una donación de bienes en Bergosa (948-962) que Fortún Sánchez y doña Ubibiga hacen al monasterio de San Juan de la Peña.[1]

Claustro del monasterio de San Juan de la Peña. Foto: wikipedia.

La iglesia románica del s. XII, está dedicada a San Saturnino, una advocación apreciada por los francos que encontramos por primera vez en 1041 cuando Godofredo se da a San Juan de la Peña con la iglesia de San Saturnino, haciéndose monje.[2]

Absis de la iglesia románica que, para nuestra sorpresa no es considerada como un bien a proteger. Foto: Rosa Costa, 2021

En la Edad Media la zona constituía una posición estratégica importante por su visibilidad hacia el margen izquierdo del río Aragón, cuyo embalsamiento inunda la comarca de la Jacetania.

Este enorme embalse navegable, conocido como “el mar de Aragón”, fue inaugurado en 1960, aunque el proyecto ya se venía gestando desde antaño y especialmente a lo largo del siglo XX. Una de las consecuencias fue la expropiación de la zona de la Garcipollera por el Patrimonio Forestal del Estado con objeto de realizar una importante reforestación de coníferas en sus laderas para evitar los arrastres de tierras hacia el pantano de Yesa (Navarra). En los años 80, 90 y ya en el siglo XXI se han hecho intentos de agrandar el pantano, lo que ha originado problemas estructurales y protestas bien motivadas de algunas organizaciones y vecin@s.

Bergosa fue la única población que no se expropió, las casas en ruinas tienen propietarios legales que se resisten a su desaparición.

Bergosa. Foto: Rosa Costa, 2021.

El pueblo, deshabitado desde 1966, intenta resurgir a partir de 1998. Sus vecinos celebran cada 29 de noviembre la festividad de San Saturnino y han arreglado un fraginal (pajar) a poniente del templo desde donde las vistas sobre el valle del Aragón son espectaculares.

Fraginal de Bergosa, cada 29 de septiembre se realizan tareas de adecentamiento del pueblo y se ofrece un almuerzo. Foto: Rosa Costa, 2021

A 3 km. de Castiello de Jaca (valle de Canfranc) sale la senda que lleva a Bergosa.

Bergosa. Foto: Rosa Costa, 2021

Hay que ir con cuidado en algunas épocas, ya que el río Ijuez crece mucho cuando llueve, provocando que el acceso al pueblo se convierta en un barrizal casi insalvable.

Camino a Bergosa. Rosa Costa, 2021

Texto: Maria Àngels García-Carpintero, 07-08-2021

Fotos: Rosa Costa

———————————————————————————————————————————–

[1] Ubieto Arteta, Antonio Cartulario de San Juan de la Peña, Textos Medievales, 6, Valencia, 1962 (versión digitalizada) documento n. 19.

[2] Ubieto Arteta, Antonio Cartulario de San Juan de la Peña, Textos Medievales, 9, Valencia, 1963 (versión digitalizada) documento n. 76

Más información en: http://www.arquivoltas.com/2-HU-Jacetania/49-Bergosa1.htm

https://caminarporcaminar.com/2016/12/03/bergosa-el-vigia-dormido-de-la-garcipollera/

Advertisement

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s